VIII Edición | Lucia di Lammermoor

El 28 y 30 de abril de 2015 el Festival Internacional de Ópera Alejandro Granda presentó en su VIII Edición el drama trágico Lucia di Lammermoor. Esta ópera fue compuesta por Gaetano Donizetti con libreto en italiano de Salvadore Cammarano basado en la novela La novia de Lammermoor, de Walter Scott. Se estrenó el 26 de setiembre de 1835 en el Teatro de San Carlo, de Nápoles, Italia.

A mediados de la década de 1830 Donizetti ya estaba consagrado como compositor operístico tras los exitosos estrenos de Anna Bolena, L’elisir d’amore y Lucrezia Borgia. No obstante, al concebir Lucia di Lammermoor como su siguiente proyecto surgieron numerosos inconvenientes entre ellos los de la censura. Y es que Lucia di Lammermoor no solo es una ópera de amor y locura, sino es una obra también de intereses y de presiones, incluso clericales, sobre las decisiones de la protagonista.

Lucia di Lammermoor es una de las obras más populares de Gaetano Donizetti, que nos presenta en su protagonista al personaje más completo de la ópera: una joven afectada por la reciente muerte de su madre, que encuentra en Edgardo un amor imposible ya que pertenece una familia “enemiga” de la suya. Además, víctima de la presión de su hermano que la obliga a casarse con quien no quiere, Lucia termina por, literalmente, enloquecer al punto de cometer un crimen después de su matrimonio.

La ópera de Donizetti tiene momentos memorables desde el inicio como el “Cruda…funesta smania!” (Cruel y funesta ira) que canta Enrico; o el dueto entre Lucia y Edgardo que termina el primer acto. Además, el famoso sexteto del segundo acto y la exigente Escena de la Locura del acto tercero convierten a esta obra en una de las preferidas por los amantes de la lírica.

En su VIII Edición el Festival Internacional de Ópera Alejandro Granda trajo nuevamente al Perú a la soprano inglesa Jessica Pratt esta vez en el rol de Lucia, personaje que ha llevado a prestigiosos teatros como la Scala de Milán, el Comunale de Bologna, La Fenice de Venecia, la Ópera de Zurich, entre otros. Como Edgardo cantó el tenor polaco Arnold Rutkowski; mientras que el barítono coreano Julian Kim fue Enrico; el bajo croata Marko Mimica cantó el rol de Raimondo. La dirección de orquesta estuvo a cargo del maestro Carlos Izcaray. Allex Aguilera se encargó de la dirección de escena, de la escenografía y de la iluminación. Los vestuarios los diseñó el colombiano Adán Martínez.

volver a ediciones anteriores